Los gritos y abucheos a los gobernadores, opositores a MORENA, que se realizan en las giras del Presidente de la República, encontraron una explicación el fin de semana pasado, cuando se filtró la imagen de un manual de organización en hojas membretadas de MORENA.

Al revisar el supuesto manual se puede confirmar un detallado instructivo de operación para los eventos masivos del Presidente, idéntico a lo que ha sucedido en las visitas de López Obrador en estados de oposición.

Cuestionado al respecto el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo:

“Pero no he notado que sea algo deliberado, porque me dijeron que un periodista sacó un oficio, habría que ver la autenticidad del oficio. A mí me gustaría que se indagara sobre eso, se aclarara sobre este tema.

Ah, sobre el documento. Considero que es apócrifo. Todo indica que no es real; pero que se hagan las investigaciones correspondientes.

Yo ya di a conocer que repruebo los actos irrespetuosos, los actos en contra de gobernadores en los actos públicos, que las autoridades deben de ser respetadas y que no debe de haber infantilismo político. Esto es lo que yo planteo.

Y para no exponer a nadie, vamos a buscar una forma que yo pueda establecer comunicación con los gobernadores, y que, al mismo tiempo, pueda yo estar en la plaza con la gente, porque necesito tener la comunicación con los ciudadanos”.

Así dio por terminado el tema del manual de organización López Obrador, dejando abierta la posibilidad de reunirse solo en privado con los gobernadores.

Sin embargo, este martes en la visita que realizó Andrés Manuel López Obrador al estado de Colima, se volvieron a dar las cosas conforme al manual de organización que tenía el membrete de MORENA, esto no fue novedad para el Gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, y enfrentó los gritos en su contra diciendo: “Podemos dejar que se desahogue esta parte de lo que parece ser un protocolo en todas las entidades federativas, para que después en esas buenas prácticas parlamentarias ya me permitan a mí hacer el uso de la voz”.

Mientras esto sucedía López Obrador no intervino, solo al final comentó: “Si hubo alguna protesta al ciudadano gobernador, yo les digo que hay que ser respetuosos de la autoridad, porque no es a gritos y a sombrerazos como se resuelven los problemas. Ya pasaron las campañas”.

Luego volvió a hacer la encuesta ya aplicada en otros estados, ¿a favor de faltar al respeto al Gobernador? ¿En contra de faltar al respeto al Gobernador? En la encuesta ganó López Obrador.

Nacho Peralta, como se conoce al Gobernador de Colima, posteo en sus redes sociales después del mitin:

“Los abucheos prefabricados no deben definir a ningún gobierno. En Colima seguiremos ofreciendo respeto para el Presidente y autoridades federales. Parafraseando a Octavio Paz: el diálogo es lo contrario del ruido que nos niega y del silencio que nos ignora”.

El sábado estará en Jalisco el Presidente de la República, ¿qué actitud tomará el Gobernador Enrique Alfaro?