El tequila, una de las bebidas más emblemáticas de México, ha logrado posicionarse como un producto de prestigio y calidad en todo el mundo. Sin embargo, este posicionamiento frecuentemente se ve amenazado por individuos y empresas que buscan aprovecharse del arduo trabajo de la agroindustria tequilera, beneficiándose del prestigio, identidad, legado y tradición que esta bebida ha construido a lo largo de los años.

La Denominación de Origen Tequila (DOT) es un distintivo que garantiza la calidad y autenticidad del tequila, protegiendo a los productores y asegurando que solo el tequila producido en ciertas regiones de México pueda llevar este nombre. Esta protección es crucial para mantener el prestigio y la autenticidad del tequila en el mercado global. Sin embargo, la DOT enfrenta constantes amenazas de falsificación y competencia desleal, lo que pone en riesgo la reputación y el valor de esta bebida icónica.

Recientemente, la Sala de Recurso de la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) resolvió a favor de la Denominación de Origen Tequila, impidiendo el registro de la marca «Dutch Genquila» por considerar que evocaba la bebida nacional de México. Esta decisión es un claro ejemplo del trabajo conjunto entre el Consejo Regulador del Tequila (CRT) y las autoridades europeas para proteger la autenticidad del tequila y evitar el uso indebido de su nombre.

La resolución en Europa no solo fortalece la protección del tequila en este continente, sino que también establece un precedente importante para todas las Denominaciones de Origen en el mundo. Este tipo de colaboraciones internacionales son esenciales para salvaguardar los productos con denominación de origen, asegurando que los consumidores reciban productos auténticos y de alta calidad.

El CRT, una organización civil sin fines de lucro, juega un papel fundamental en la protección y promoción del tequila. Desde su fundación en 1994, el CRT ha trabajado incansablemente para inspeccionar, certificar y salvaguardar la Denominación de Origen Tequila tanto en México como en el extranjero. Su labor incluye la verificación del cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana del Tequila, la promoción de la calidad y autenticidad del producto, y la generación de información útil para la cadena productiva del agave-tequila.

La reciente resolución en Europa es un triunfo significativo para la industria tequilera y un testimonio del compromiso del CRT y las autoridades internacionales en la protección de la Denominación de Origen Tequila. Este logro no solo refuerza la posición del tequila en el mercado europeo, sino que también envía un mensaje claro sobre la importancia de proteger las denominaciones de origen a nivel global, asegurando que los productos tradicionales y de alta calidad continúen siendo valorados y respetados en todo el mundo.