Los elementos de prueba aportados por la Fiscalía del Estado de Jalisco en el juicio contra Christopher Oswaldo “N”, por su participación en varios crímenes, permitieron establecer su plena responsabilidad en los hechos, por lo que en segunda instancia Magistrados de la Segunda Sala del Supremo Tribunal de Justicia ratificaron la sentencia en su contra de 50 años de cárcel que inicialmente se le había impuesto en el año 2017.

Entre los homicidios por los que fue encontrado responsable se encuentra el de quien fuera Jefe de la División de Homicidios Intencionales de esta institución en el año de 2009, Carlos Alberto Rayas Rodríguez y de una mujer que le acompañaba.

Además también estuvo involucrado en un doble asesinato perpetrado en un hospital particular y el secuestro agravado de tres hombres que fueron localizados sin vida en un canal de agua de Tlajomulco de Zúñiga, hechos ocurridos en junio y octubre del año ya referido, respectivamente.

Cabe destacar que en estos casos se dio la figura jurídica de acumulación de autos judiciales en uno solo; de esta forma el impartidor de justicia dictó la mencionada condena por homicidio calificado en sus modalidades de premeditación, alevosía y delitos cometidos contra representantes de la autoridad –por el caso de Rayas Rodríguez-, mientras que por homicidio calificado en el segundo y secuestro en el tercero de los hechos.

  • La muerte de Carlos Alberto Rayas

El 3 de abril de 2009, Carlos Alberto Rayas Rodríguez, quien fuera Jefe de la División de Homicidios Intencionales, circulaba en una camioneta sobre el anillo Periférico a la altura del Camino Viejo a Tesistán, colonia La Tuzanía, e iba acompañado de una mujer quien era su vecina y a la que iba a dejar en el camino.

Sin embargo, fueron interceptados por dos sujetos que viajaban en una motocicleta quienes le dispararon al funcionario en varias ocasiones, privándolo de la existencia, mientras que la dama quedó gravemente herida y pereció tiempo después. Tras un operativo policial de búsqueda e intercepción, se logró la detención de los presuntos sicarios, identificados como Luis Augusto “N” y Moisés Javier “N”, quienes quedaron a disposición del Juez Décimo Quinto de lo Penal.

Las indagatorias continuaron y la Fiscalía del Estado estableció que el móvil del crimen se debió a que Rayas Rodríguez llevaba a cabo varias pesquisas relacionadas con homicidios y fue contactado por un grupo delictivo que le pidió que colaborara con ellos, sin embargo, el funcionario se negó rotundamente y detuvo a varios de sus integrantes, por lo que el líder de la célula ordenó su muerte.

En 2010 fue detenido Christopher Oswaldo “N”; se logró establecer que su participación consistió en vigilar los movimientos de Rayas Rodríguez aquel 3 de abril y proporcionó los datos a los autores materiales, quienes se encargaron de ejecutar al funcionario.

  • Otros delitos en los que fue encontrado culpable

Las pesquisas llevadas a cabo por la Fiscalía del Estado permitieron establecer también la participación de Christopher Oswaldo “N” y de un ex agente investigador de nombre Benjamín “N”, en la muerte a balazos de dos hombres, ocurrida en junio de 2009, en el interior de un hospital particular ubicado en la colonia Prados Providencia, en Guadalajara.

Al ahora sentenciado también se le vincula con el secuestro y asesinato de tres masculinos que fueron localizados en octubre de 2009, en un canal de aguas del fraccionamiento Valle Dorado, en Tlajomulco de Zúñiga. Los cadáveres se hallaban atados de pies y manos, además de amordazados, con vendas y cinta adhesiva; se les apreciaba un surco alrededor del cuello, además de excoriaciones. Vestían únicamente ropa interior.

Al inicio, diversos juzgados conocieron de los hechos, sin embargo, como ya se hizo referencia, se dio la figura jurídica de acumulación de autos judiciales y los expedientes que existían contra Christopher Oswaldo “N” quedaron en uno solo; de esta forma, el impartidor de justicia en el año 2017, le dictó la condena de 50 años de cárcel, al encontrarlo culpable.

Debido a que el acusado se inconformó por la resolución, el caso se revisó en segunda instancia y Magistrados de la Segunda Sala del Supremo Tribunal de Justicia determinaron que le asistía la razón a la Fiscalía del Estado y ratificaron la sentencia contra el sujeto, por lo que deberá permanecer en prisión medio siglo de su vida.

Otros cómplices de Christopher Oswaldo “N” ya sentenciados:

Por la muerte de Carlos Alberto Rayas Rodríguez y la dama que lo acompañaba, los autores materiales del hecho, de nombres Luis Augusto “N” y Moisés Javier “N”, enfrentan una condena de 30 años y 3 meses de prisión.

Lo referente al doble homicidio en un hospital particular, el ex agente investigador Benjamín “N”, fue sentenciado a 33 años y 4 meses de cárcel.

En tanto, por el secuestro de los tres hombres localizados sin vida en Tlajomulco, fueron encontrados culpables Marco Antonio “N”, quien pasará 40 años en prisión, mientras que Rubén “N”, permanecerá 26 años 9 meses.

El juez determinó que por la reparación del daño de los delitos que cometieron Christopher Oswaldo “N” y el resto de sus cómplices, deberán pagar la cantidad solidaria de 7 millones 797 mil 36 pesos a los deudos de sus víctimas.