Hoy el politólogo Zoé Robledo, nuevo director general del IMSS, rindió un informe de la situación que vive el instituto, ante medios de comunicación y el presidente de la República.

“Informo también que el día de ayer, por instrucciones del señor presidente, nos reunimos el secretario de Hacienda, el doctor Carlos Urzúa y su servidor justamente para revisar los temas de ingresos e ingresos de la institución.

En el informe del primer trimestre queda muy claro que la eficiencia del gasto del IMSS, es decir, lo que ha gastado en todos los rubros el instituto, es del 94 por ciento y esto incluye medicamentos y materiales de curación.

Para –justamente- el primer trimestre de los cerca de 64 mil millones de pesos, para este rubro que están presupuestados, se han gastado seis mil 979 millones de pesos, el 93 por ciento de lo presupuestado. Es decir, ha habido gasto en la compra de medicamentos, el reto mayor no es solamente gastarlo, es gastarlo bien, es gastarlo de manera más eficiente para que alcance para más. Es gastarlo acabando con la corrupción.

El IMSS puede presentar una situación grave, porque no gastar en el IMSS no necesariamente es ahorro, puede ser un fracaso de una acción de gobierno, y ahí es donde tenemos que atender los temas de corrupción: Dónde hay concentración en pocas empresas en las compras consolidadas; dónde hay compras a precios alzados, dónde puede existir una priorización equivocada sobre los suministros y medicamentos que más se requieren, frente a aquellos que a veces están concentrados en los centros de especialidad.

Ese es el gran reto, que cada peso, que cada centavo, ya sea de los que aportan el gobierno federal, pero también las cuotas obrero-patronales, todos esos dineros sean cuidados con un ánimo y un espíritu de saber que son sagrados, son las cuotas de los derechohabientes, pero también son los recursos del gobierno.

El asunto es gastarlos de manera eficiente, honrada y sin ningún menor viso de que pueda haber una situación de corrupción.

Por eso es que hoy en lo personal, señor presidente, estoy halagado y sus palabras siempre comprometen, comprometen mucho más a hacer la Cuarta Transformación.

Yo he insistido mucho en un tema: El tema de la desigualdad social, que se manifiesta no sólo en el ingreso, también en la calidad de los servicios públicos que recibe la gente, el desmantelamiento del Estado de bienestar; no es solamente un problema de finanzas, no es solamente un problema de diseño institucional, es un problema que ocasionó la política, pero la mala política.

Por eso digo que, si la política lo echó a perder, también la dinámica creadora de la política, la buena política, es como la puede solucionar.

Muchas gracias, señor presidente.

Ese sería mi informe de las primeras 24 horas. Gracias”, Zoé Robledo director general del IMSS.

Ese fue el reporte del politólogo Zoé Robledo respecto a la situación financiera y administrativa del IMSS.